Hablemos sobre los derechos en la vejez

por Viviana García

Cada 10 de diciembre, desde 1948, conmemoramos la fecha en que la Asamblea de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Y en este día no podemos dejar de hablar acerca de los derechos de las personas mayores.

Los motivos son múltiples. El incremento de la población mayor en nuestro país llevará, según el Instituto Nacional de Estadísticas, a que en el año 2035 más del 80% de las comunas cuenten con un elevado índice de envejecimiento donde las personas mayores de 60 años superarán a las menores de 15 años. Por otra parte, Chile cuenta con una Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores que fue ratificada en 2017, otorgando especial prioridad a este grupo etario en la política social del país.

En este escenario, la plataforma de diálogo ciudadano sobre envejecimiento y vejez Voces Mayores, integrada por 50 instituciones y organizaciones que trabajan con, para y por las personas mayores, desarrollaron la consulta pública "¿Qué derechos garantizan un buen envejecer?", enfocada en las expectativas de la ciudadanía en esta materia, considerando también los derechos que la nueva Constitución debiera garantizar para las actuales y futuras personas mayores.

Los resu


ltados fueron presentados recientemente en un seminario virtual con la participación de convencionales constituyentes, contribuyendo al debate sobre los derechos de la población mayor en el actual contexto político y social. La consulta se llevó a cabo en dos etapas: una consulta en línea e intergeneracional difundida por la red de Voces Mayores, mediante un formulario que estuvo disponible entre el 15 de septiembre y el 10 de octubre de 2021, recibiendo 8.776 respuestas, con un promedio de edad de 63 años. Además, el cuestionario fue aplicado vía telefónica a casi 500 personas mayores vinculadas a Fundación Conecta Mayor.

Una de las preguntas abordó las preocupaciones respecto al envejecimiento y la vejez, arrojando importantes resultados. Las personas participantes eligieron sus principales preocupaciones de un total de 17 alternativas, pudiendo seleccionar más de una. Entre las preocupaciones con mayor preferencia se encuentran el no contar con recursos económicos suficientes (58%), depender de otras personas (50%), no contar con una red de apoyo (43%), la posibilidad de enfermar gravemente (42%) y no poder hacer mi vida libremente (32


%).

Si los resultados se analizan por grupos de edad, las personas jóvenes tienen una mayor preocupación en todas las categorías, excepto en la dimensión seguridad. A su vez, para las personas entre 16 y 39 años, las preocupaciones más recurrentes son las mismas cuatro primeras manifestadas a nivel general, lo que refleja puntos de encuentro en términos generacionales, es decir, son preocupaciones transversales a cualquier grupo de edad.

Posteriormente, se les preguntó cuáles derechos consideran que no están totalmente garantizados actualmente en Chile, según los 27 derechos contenidos en la Convención Interamericana de Protección de Derechos Humanos de las Personas Mayores, evidenciando una estrecha relación con las preocupaciones con mayor preferencia. Los principales derechos no garantizados fueron el derecho a la seguridad y a una vida sin violencia (60%), a la salud (58%), a recibir cuidados de largo plazo en caso de dependencia (56%), a la igualdad y no discriminación (51%), a la seguridad social (48%) y a la vida y a la dignidad (48


%).

Esto demuestra que las preocupaciones son probablemente gatilladas por una percepción negativa respecto a la garantía de los derechos en la vejez.

Por otra parte, las personas fueron consultadas respecto a cuáles son los seis derechos más urgentes de incluir en el texto de la nueva Constitución, pensando en su actual o futura vejez, coincidiendo con los resultados anteriores: derecho a la salud (55%), a la vida y a la dignidad (53%), a la seguridad y a una vida sin violencia (52%), a recibir cuidados de largo plazo en caso de dependencia (47%), a la igualdad y no discriminación (46%) y a la seguridad social (37%).

Si bien esta consulta pública no buscaba ser representativa de la sociedad chilena en su conjunto, sí cumple con el objetivo de invitar a hablar y reflexionar sobre el proceso de envejecimiento, a preguntarnos cuáles son las condiciones de vida de las personas mayor


es de nuestro país y qué expectativas tenemos respecto de nuestras propias vejeces quienes aún no iniciamos esta etapa de la vida.

En mi rol de directora ejecutiva del Centro Gerópolis de la Universidad de Valparaíso, el cual forma parte de Voces Mayores, les invito a conocer más sobre las acciones que ha desarrollado esta red de instituciones y organizaciones en el sitio Vocesmayores.cl y, sobretodo, a transformarse en promotores de un diálogo cada vez más amplio, diverso y democrático en torno al envejecimiento y la vejez.


¡Puedes revisar la carta directamente en Cooperativa!