Convención Constitucional: hacia la real representación de las personas mayores

Consuelo Moreno, Directora Ejecutiva de Fundación Grandes y miembro de la secretaría ejecutiva de Voces Mayores. en el Mostrador


Los últimos días en las redes sociales de varias personas que trabajan por, para y con las personas mayores, ha estado circulando una imagen sobre la “Propuesta de reglamento de mecanismos, orgánica y metodologías de participación y educación popular constituyente” que, en su segundo párrafo, se refiere a la participación de las personas mayores y establece que esta se regirá por los estándares de la Convención Interamericana de Protección de Derechos Humanos de las Personas Mayores.

Esto es una GRAN noticia tanto para las propias personas mayores como para los cientos de organizaciones que trabajan por, para y con ellas porque, en primer lugar, demuestra que los convencionales constituyentes están en conocimiento de la existencia de este documento internacional que Chile ratificó en 2017 y que aún no se ha implementado, lo que da una luz de esperanza sobre su pronta implementación; y, en segundo lugar, porque garantiza la participación efectiva de este grupo etario que, muchas veces, no es escuchado ni considerado en la toma de decisiones.

Si bien aún falta establecer los mecanismos de participación, el cómo deberemos trabajar las organizaciones que abordan las temáticas asociadas a la vejez y al envejecimiento y las propias personas mayores, la certeza de que existirá un espacio para que la Nueva Constitución se haga cargo de las necesidades de las actuales y futuras generaciones de mayores, es una noticia que nos alegra y nos motiva.


En ese contexto, desde Voces Mayores, una red colaborativa que agrupa a más de 40 organizaciones que trabajan estas temáticas, ya estamos laborando en una guía práctica de incidencia que busca facilitar el trabajo de las agrupaciones de personas mayores, a fin de poder llegar con sus demandas, expectativas y sueños de la mejor manera posible a la Convención Constitucional, pero también a las instancias que ellos consideren que pueden responder de mejor manera a sus inquietudes.


En la generación de esta guía han participado organizaciones tan diversas como Fundación Pro Bono, Travesía 100, Fundación Grandes, GeroZoom, Fundación Más y Vejez Activa, con el objetivo principal de visibilizar los diferentes mecanismos de participación ciudadana que hoy existen en el país para poder sacarles el máximo provecho, pero también para motivar a las organizaciones y a las personas a participar, a involucrarse en los procesos sociales y políticos que estamos viviendo y a contribuir en la creación de un mejor país.

Estamos seguros que si logramos hacer de Chile un país en el que se puede envejecer bien, todas las personas de todas las edades podrán vivir de mejor manera, mejorar su calidad de vida y sus niveles de bienestar y, al mismo tiempo, planificar su vejez de manera de llegar a ella en las mejores condiciones posibles.


¡Leer en la página acá!